Errores recurrentes en el origen de las crisis y nuevas bases para el bienestar social sostenible

Resumen: 

Ante la situación en la que se encuentran la mayor parte de los países del euro, sumidos en unas fases de recesión o depresión del ciclo económico, nos hemos planteado un estudio en profundidad sobre las causas que han desencadenado la crisis, con objeto de intentar extraer aquellos errores que son comunes en el inicio de la fase recesiva. Ya desde el inicio se vislumbra un fenómeno que va confirmándose a medida que avanza la investigación: “existen errores recurrentes en el origen de las crisis”.
Al ser esto así, la tarea emprendida debe resituarse en un nuevo contexto en el que se impone determinar las causas más primarias del cambio en la tendencia del ciclo económico, así como extraer los fundamentos teóricos de las actuaciones de los responsables gubernamentales que, una y otra vez, han fracasado en su lucha para yugular el retroceso del sistema. La utilización de modelos mecanicistas clásicos en un contexto evolucionista ha sido, en todos los casos, la responsable de los resultados negativos de las medidas emprendidas.
Por otra parte, una falta de “finura investigadora” ha provocado que se incluyeran en un mismo grupo para idéntico tratamiento tanto las causas como los efectos de las crisis. Otro error fundamental y decisivo en la lucha para el cambio en las fases del ciclo. La correcta agregación de las causas por una parte y de los efectos por otra, va a permitir introducirnos en el centro de nuestro trabajo: la teoría de los efectos olvidados.
A partir de esta teoría resulta posible establecer, sin error ni omisión, todos, absolutamente todos, los efectos nocivos acumulados de primera y segunda generación. Se puede determinar, entonces, dónde deben concentrarse los esfuerzos para luchar eficazmente contra las crisis. Se recuperan, también, aquellos efectos que a la postre pueden resultar importantes y que con frecuencia la mente humana no es capaz de detectar: los efectos olvidados.
Un último apunte, a modo conclusivo, nos lleva a lo más profundo de los dispositivos del espíritu humano: el porqué de los comportamientos irregulares, incorrectos y negativos de los agentes de la actividad social de las naciones. Una sola respuesta recoge el dramatismo de tantos hogares destrozados: nuestra sociedad se halla inmersa en una crisis de humanismo.
 

-A +A
Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.